Fidelización: El arte de retener a tus clientes

Que los clientes prefieran los productos y servicios de una empresa por sobre otras es un objetivo frecuente. Y para conseguirlo, los programas de fidelización son una herramienta muy potente. Pero ¿cuáles son sus ventajas?

Conseguir nuevos clientes es mucho más difícil que fidelizar a uno ya existente. Según un estudio realizado por Forbes en 2013, mantener a un cliente existente cuesta 7 veces menos que adquirir uno nuevo. Más recientemente y según Inc., la fidelización puede llegar a ser hasta 10 veces más fácil y revela que un cliente fidelizado gasta en promedio un 67% más que uno nuevo.

Ante esta evidencia, el desafío entonces es que esos clientes sean permanentes y ojalá promuevan y hablen de tu marca de manera espontánea. ¿Cómo conseguirlo? La respuesta del marketing a este desafío son los programas de fidelización. Se trata de estrategias dirigidas a reafirmar la lealtad y la fidelidad, premiando el comportamiento de compra a través de créditos en tienda, descuentos, premios o cualquier otro tipo de beneficio que logre afirmar el compromiso de los clientes con la marca.

 

¿Cómo crear un programa de fidelización?

Para lograr el objetivo de retener a los clientes es clave entender que se trata de una relación que hay que analizar y comprender para proyectar una estrategia que permita rentabilizarla, a través de distintos modelos de servicio.

Y para crear un programa que logre esos objetivos, el apoyo profesional y especializado es fundamental para definir el tipo de cliente y el tipo de solución que se debe aplicar.

 

Ventajas de los programas de fidelización

Los programas de fidelización son una potente herramienta de marketing para reafirmar o construir la lealtad de los clientes, mejorar la reputación y exposición de una marca. Entre sus principales ventajas, destacan:

cycle2 1. Funcionamiento constante 

Los programas de fidelización tienen una naturaleza cíclica, lo que significa que una vez que se implementan, no dejan de funcionar. Mientras más compran los clientes, más recompensas recibirán, lo que genera una intención de compra constante.

tienda2 2. Crecimiento del negocio 

Aunque los resultados pueden variar según cada caso, diversas industrias confirman el éxito de los programas de fidelización. Dependiendo de la intención de compra de los clientes, se pueden establecer programas de incentivos alineados con diversos aspectos, como la satisfacción de los deseos y necesidades de los clientes, el número de veces que realizan una compra, qué artículos adquieren, cuál fue la inversión realizada, entre otros.

barras2 3. Proporciona información del nicho de mercado 

Al establecer un grado de fidelización, se abre la posibilidad de obtener datos claves sobre el comportamiento de los clientes, permitiendo por ejemplo, entender qué deciden comprar y qué los induce a gastar su dinero.

thumbup2 4. Genera satisfacción en los clientes 

Al brindar beneficios, los programas de fidelización producen efectos sobre los clientes de una empresa. Ofrecer recompensas o incentivos a los clientes más fieles marca la diferencia en cuanto a los competidores, pero sobre todo, mantiene a los clientes satisfechos y felices.

corazon2 5. Mejora la reputación online 

La satisfacción de los clientes es uno de los activos más potentes que puede tener una empresa. En la medida que se sienten apreciados y valorados, lo más probable es que permanezcan fieles a una marca y además la recomienden a otras personas.

La satisfacción de los clientes es uno de los activos más potentes que puede tener una empresa. En la medida que se sienten apreciados y valorados, lo más probable es que permanezcan fieles a una marca y además la recomienden a otras personas.

El popularmente conocido “boca a boca” es el resultado de la aplicación de correctas herramientas de marketing y un proceso espontáneo que repercute positivamente en la reputación de una compañía. Se genera en base a la satisfacción de los clientes, quienes se mantienen leales y constantemente consumiendo sus productos y servicios, además de hablar bien e incentivar a que más personas adopten su postura y se conviertan en nuevos consumidores, proyectando un crecimiento sostenido del negocio.

Independiente del tipo seleccionado, los programas de fidelización son una herramienta de innegable poder. Diseñadas por especialistas y aplicadas con criterio y de manera metódica, generan resultados positivos, confirmando que son una inversión eficiente para el desarrollo y crecimiento de una empresa.

Finalmente, eso valida en términos prácticos los datos de los estudios que confirman que es más fácil mantener un cliente existente que conseguir uno nuevo. Y por lo tanto, que es muy importante establecer mecanismos de este tipo para retener a los clientes.