Tips para mejorar la felicidad de tus colaboradores

1. Conectar metas: Es importante que las organizaciones puedan definir con claridad los roles, tareas y, sobre todo, objetivos para cada colaborador, permitiendo que así conecten sus propias metas con las de la compañía y que tengan claro cuál va a ser su aporte.

Teniendo claro cuál es la dirección y el valor que tiene el trabajo individual y grupal será posible ayudar a que las personas se puedan sentir exitosas y felices.
2. Incentivar la colaboración: La buena relación, apoyo entre compañeros de trabajo y respaldo de un equipo es vital para afrontar correctamente los desafíos.

Las organizaciones con espacios propicios para generar reuniones grupales incentivan este trabajo en equipo y también la creatividad. Es recomendable establecer espacios amplios con sillas, mesas y un tablero que permitan que en cualquier momento del día el equipo pueda integrarse. Estas pequeñas acciones se pueden convertir en un gran instrumento para generar cultura organizacional y afianzar la colaboración y el trabajo en equipo.
3. Transmitir pasión: La pasión por el trabajo que se hace es importante para mantener las ganas de alcanzar las metas en cualquier tipo de proyecto. Esta pasión debe estar presente todos los días y los líderes deben velar por transmitirla y mantenerla en su equipo para motivar y lograr los objetivos propuestos. La conjunción entre esfuerzo y pasión por lo que se hace genera felicidad en las personas.
4. El positivismo: Ser positivos ayuda a mantener la felicidad en el trabajo, es cierto que no todos los días las cosas resultan excelente, pero el buen ánimo, incluso en las situaciones más difíciles, es necesario para afrontar los desafíos y hacer lo necesario para superarlos.

Es importante que los líderes transmitan este positivismo e intenten mantener un entorno de trabajo optimista. Esto podría establecer un marco de colaboración y de trabajo en equipo.
5. Evaluación y retroalimentación: Se recomienda estar evaluando regularmente las competencias y metas de sus colaboradores, siempre y cuando al finalizar logre transmitir el feed back o la retroalimentación adecuada. Hablar sinceramente con los empleados sobre que han hecho bien y mal les genera confianza en su trabajo, lo que aporta felicidad en las personas y mayor productividad y compromiso con la empresa.

Es importante que una retroalimentación se haga con críticas constructivas para incentivar una mejora y que no se olvide reconocer y elogiar a su equipo cuando estén haciendo las cosas bien. Intente que los elogios sean en público y las críticas en privado.
Fuente: Acsendo (junio 2015). ow.ly/QJ8PR